¿Quieres salirte de lo típico en Valencia? ¿Te apetece un plan de día completo? Visitar el Parque Natural de la Albufera, la playa del Saler y los pueblos de alrededor es un éxito asegurado. La planicie del camino te permite hacer esta ruta en bicicleta sin muchas dificultades. Esto te dará la libertad que buscas, olvidándote de estar pendiente de los horarios del transporte público y sin depender de coches. Además, hacer un poco de deporte sienta genial, ¿verdad? Aquí tienes algunos detalles:

Muelles en la Albufera

Distancia: 17km desde el centro de Valencia hasta el mirador de la Albufera. Prácticamente ta la ruta está asfaltada y con carriles bici. A partir de ahí, puedes alargar la ruta todo lo que quieras: recorrer el parque natural, volver por otro camino, visitar playas más al sur… Hay que tener en cuenta, eso sí, que una vez estás fuera de Valencia capital es obligatorio el uso de casco.

Qué ver: En esta ruta puedes conocer algunas de las cosas más representativas de Valencia como los Jardines del Turia, la Ciudad de las Artes y las Ciencias, las playas del Saler y Pinedo, los arrozales, las Barracas (la casa tradicional de la huerta valenciana) y, por supuesto, el parque natural de la Albufera. La albufera es bonita en cualquier momento del día pero al atardecer es espectacular.

Típica barraca valenciana en El Palmar

Qué hacer: aparte de disfrutar de un día al aire libre y de los fantásticos paisajes que esta ruta ofrece, hay un montón de opciones por hacer: desde dar un paseo en barco por la laguna de la Albufera, visitar por dentro alguna de las barracas-museo, disfrutar de las playas entre dunas o acercarse a El Palmar a disfrutar de la gastronomía local: paella, all-i-pebre
(Nota: el premio a la mejor paella del mundo 2018 se lo llevó un restaurante en El Palmar)

Si quieres hacerlo por tu cuenta, nosotros te proporcionaremos todo lo que necesitas: bici equipada, casco (fuera de Valencia capital es obligatorio), kit antipinchazos, indicaciones y recomendaciones para que no te pierdas detalle.

Y si prefieres que te acompañemos, organizaremos una ruta en bicicleta a tu medida para te despreocupes de todo menos de disfrutar. Juntos veremos todas las opciones disponibles y haremos lo que más te apetezca en cada momento, sin prisas y acorde a tus necesidades, con el objetivo de disfrutar al máximo de la experiencia.

Rani and Cedric entre las dunas en El Saler

Así lo hicimos con Rani y Cedric, una encantadora pareja de estudiantes belga que vino a pasar unos días a Valencia para celebrar su aniversario. Pensaron que lo mejor para hacer esta ruta en bicicleta era salir por la mañana y a las 10 nos pusimos en camino. Juntos dejamos nuestro local en pleno centro del barrio del Carmen y cruzamos los Jardines del Turia, siempre a tope actividad incluso un domingo por la mañana. Aquí pudieron conocer un poquito de historia sobre la gran riada que provocó la desviación del río para dar lugar a estos bonitos jardines. Historia de Valencia al fin y al cabo. Puente de Serranos, el de las Flores, el de Calatrava… y llegada a la Ciudad de las Artes y las Ciencias. Imposible no sacar fotos en un enclave arquitectónico como este.

Dejamos los jardines para incorporarnos al carril bici que deja atrás la ciudad y y nos fuimos adentrando más y más en paisaje rural. Llegamos a Pinedo a medio día y había ganas de echar algo al estómago así que paramos para comer con la playa de fondo. En esta zona podrás disfrutar de platos autóctonos como hemos dicho, y también de tradiciones gastronómicas locales como el esmorzaret o almuerzo valenciano que no puedes dejar pasar: bocadillo elaborado, picoteo, bebida… Entra especialmente bien después de un buen pedaleo y lo encontrarás a un precio inmejorable.

Con las pilas cargadas, cruzamos la playa del Saler y sus dunas  y paramos en el embarcadero la Albufera para disfrutar de un paseo en barco por la laguna.Ya que estábamos aquí, había que aprovechar. ¿Sabías que la palabra Albufera viene del árabe y significa ‘pequeño mar’? Y es que se trata de un lago de agua salada ya que está separada del mar por una lengua de tierra, pero se comunica con este por varios puntos. Fue denominado hace muchos años como parque natural y su importancia ecológica es enorme pues, entre otras cosas, acoge a numerosas especies en peligro de extinción. Si estás atento verás un montón de aves diferentes.

 

Con un montón de paisajes en la retina e imágenes para el recuerdo regresamos a la ciudad con una sonrisa en la cara. Cedric y Rani se quedaron las bicis para seguir descubriendo Valencia a dos ruedas durante los días que les quedaban antes de volver a la universidad, ¡no hay mejor forma! Muchas gracias por contar con nosotros y hacer de nuestro trabajo un placer. Nos vemos pronto 🙂

 

 

 

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos requeridos están marcados *

Publicar comentario